V Maratón Cabberty Málaga: Crónica de un sueño conseguido por Manu

10298693_663975843719760_6179373312006296841_n

Aunque esta crónica va sobre la V Maratón Cabberty de Málaga, quiero iniciarla echando la vista atrás 1 año.

El 7 de diciembre de 2013, acudí a ver la IV Maratón Cabberty de Málaga, ya que 5 compañeros acudían. Los vi pasar en el km 38, en pleno muro y cuando las fuerzas más flaqueaban. Esas caras de sufrimiento y esos ánimos que yo les transmitía fue el primer impulso que me hizo plantearme preparar y terminar una maratón.

Después de ese tiempo pasaron muchas carreras de todo tpo: 10k, 5k, media maratón e incluso el iniciarme en triatlón, otro gran reto que me planteé. Algunas carreras fueron mejor, otras no tanto… siempre me faltaba ese punto para dar el salto de calidad que me gustaría.

En abril, acudí a la media maratón de Málaga en mi mejor momento, pero María del Mar iba a realizar su mayor reto personal, por lo que mi mayor ilusión era acompañarla. Con la frescura que llegué a meta fue mi segundo impulso para seguir en la cabeza preparar la maratón.

En junio, conseguí hacer mi primer triatlón sprint, gracias a la compañía de Juan en todo momento. Pensaba que iba a ser un gran paso adelante para mayores retos, por lo que en ese momentó me inscribí en el triatlón skoda y la maratón de Málaga. Ya estaba todo decidido y había que ir a por él.

Sin embargo, todo se torció en el verano, donde ciertos problemas pasados volvieron a aparecer y ello repercutió en que se me traspasaran a otros aspectos de mi vida, como el montar en bici, por lo que decidí descartar el triatlón skoda al no mejorar.

La cosa iba a peor en lugar de a mejor y ya incluso esos problemas se trasladaban a correr, por lo que en septiembre decido tomarme un tiempo de descanso. Era una decisión difícil, pero la salud era lo primero y era necesario parar. En ese momento también se me viene a la mente que la maratón se aleja, pero aún así, de nuevo, mi salud era lo primero.

Pasadas unas semanas, me empiezo a encontrar mejor y retomo los entrenamientos poco a poco, cada vez haciendo tiradas más largas y encontrándome mejor, por lo que de nuevo: maratón, ¡allá vamos!

En esas semanas, empiezo a hacer las mejores tiradas de mi vida, entrenando distancias impensables para mi e incluso entrenando media maratón a un ritmo mucho mejor que mi mejor marca en competición. Por lo tanto, todo iba bien.

Todo iba bien hasta 3-4 semanas de la maratón. En ese momento miro el recorrido en su página web, lo analizo, lo miro con detalle y veo varias zonas, que por mi problema, me iban a costar. Con lo que vuelven los fantasmas del pasado y vuelvo a tener dificultades en la preparación, pero ya no había marcha atrás, ya había que seguir como pudiera. Sin embargo, mi cabeza no dejaba de dar vueltas a esas zonas.

Llegan los días previos a la maratón y los nervios son cada vez mayor y eso también me afecta en los entrenamientos, aunque hablando con compañeros, también es lógico sentir nervios en los días previos a la maratón. Yo ya tenía una mezcla de nervios.

Llega el día D y todos los Axarlones presentes en la salida nos reunimos minutos antes para hacernos la foto de rigor y animarnos. Todos con sus nervios e inquietudes. Sin embargo, ninguno de los 3000 inscritos y presentes ese día en la línea de salida tenía las dudas que tenía yo: ¿Seré capaz de superar los 2-3 puentes del recorrido? ¿Seré capaz de vencer mis temores y superar este reto? ¿Seré capaz de correr sin miedos? No tenía dudas de mis piernas y mi preparación, tenía otro tipo de dudas… dudas que me habían rondado casi 1 mes a diario.

Se da el pistoletazo de salida y David Millán está a mi lado en todo momento, va a ser mi compañero de fatigas en este reto (también era la primera maratón para él). Empezamos a ritmo tranquilo, tal y como yo lo tenía previsto, ya que era muy largo y el objetivo terminar. A los pocos kilómetros nos encontramos con Lars y hacemos varios kilómetros con él. En el km 8 encontramos a María del Mar, mi gran apoyo en este gran día y en todos los días de mi vida. Me desprendo de ropa y se la doy. Ahora si que empieza la maratón, ya llevo la elástica azul Axarlón y todo va saliendo bien y no hay ninguna duda en mi cabeza.

En ese instante, David se adelanta unos metros y yo me voy refugiando con los demás maratonianos. Paso el primer punto delicado y todo va saliendo rodado. Incluso los tiempos van según lo previsto, voy por delante del globo de 4 horas. Sobre el km 15 vuelvo a encontrar a David y ya no nos separaríamos en casi 20 kilómetros.

Pasamos la media maratón, el viento aprieta y el frío se deja notar. Las piernas van bien y lo más importante, la cabeza mejor. Seguimos juntos, charlando, animándonos y así llegamos al km 27, donde el globo de 4 horas nos alcanza y las piernas empiezan a estar cargadas. Vemos a Yolanda y su marido y sus gritos de ánimo nos dan fuerzas.

Llega el momento clave de la maratón para mi, km 29.5, puente de las Americas. Practicamente 1 mes entero pensando en ti… vamos refugiados en el grupo del globo de las 4 horas y mi cabeza me dice que voy a ganarle la batalla, que hoy es mi día y hoy gano yo. Efectivamente, pasamos por el puente y RETO SUPERADO! Esto me da muchas fuerza para acabar.

Así llegamos al km 30-31, puente de la Aurora y hay un gran pasillo humano de gente animando y gritando, sin duda para mi el mejor momento de la maratón. A partir de ahí, se me escapa el globo de las 4 horas y las piernas empiezan a pesar. Quedan 10 km todavía y hay que aguantar como sea. Ciudad Jardín se me iba a hacer eterno.

Pasados unos km, David decide andar y yo seguir adelante. 35km practicamente juntos, pero si yo paraba, quizás no lo retomaba. Empiezo a restar kilómetros y María del Mar en todo momento a mi lado, animándome, hablándome, aconsejándome y todo ello ya también con la compañía de Isa. Yo ya en lo único que pensaba era en que había que acabar como fuera. la cabeza funcionaba perfectamente aunque las piernas flojeaban.

Km 39, llegamos a carretería y todos los puntos delicados superados con creces! Por lo tanto esto ya estaba hecho, ya solo quedaba disfrutar, sufrir y disfrutar. Paso carretería y hay una charanga animando bastante. En ese momento, las emociones se ponen a flor de piel y empiezo a llorar. Toda esa tensión acumulada empieza a salir a flote.

Llegamos a la plaza de la Merced, calle Alcazabilla y entramos en calle Larios, ya si que si, cada vez está más cerca (eso si, acabé un poco decepcionado con la animación de calle Larios). En ese instante María del Mar, ya no puede seguir conmigo, hasta el km 41 a mi lado.

Entro en el paseo del parque y ya estoy en la recta de meta. Voy tocado pero era la recta de disfrutar. Vuelvo a llorar y ya no pararía de hacerlo hasta entrar en meta. Las emociones son tantas y el cansancio también, que todo lo que tenía en mente hacer al entrar se me olvidó.

Una vez recuperado y ya después de encontrar a María del Mar, me fundo en un abrazo con ella en lo que sin duda era uno de los días más felices de mi vida. Lo había conseguido, HABÍA GANADO.

Después de todo este tocho, solo me queda dar las gracias. Le quiero dar las gracias a: Jose (el año que viene se que estarás en la salida conmigo, recupérate!), Abel, Javi, Jorge, Miguel Espejo, Fran, Migue Bitán, Adri, Soto, Alex, Jimmy, Edu, Curro, Ono, Alex Ríos, Jesús, Sonia, Manolo, Isa, Ángel Béjar, Jessi, Alejandro Morales padre e hijo, Juan, Infantes, Guti, Santi, Gustavo y Pedro Bustos, Gaetan, Lars, Paco Hidalgo, José Manuel Cabello, Menchu, Natalia, José Luis Campos, María y sus hijos, Paco Zafra y su hijo, Máximo, Ángel Mena, Alejandro González, Gea, Juanmi, Álvaro, Pablo Durán, David Sierra, David Cazorla, Juan Muñoz, Ramiro, Linares, Moi, Yolanda y su familia, Sofía, Inma, Silvana, Juanjo, Alberto Pino, Cisneros y su mujer, Eva, Christyan, Manolo Puerma, Rocío, Silvana e Iñigo, Óscar, Raquel, Víctor, Rafa, José Miguel, los hermanos Montoro, Fran Madrid, Jaime y Aitor. Y por supuesto a David Millán por tantos kilómetros juntos. En definitiva, a toda la familia AXARLÓN

Aunque lo parezca, no, no me he olvidado, por supuesto que dejo para el final a la más importante y que, sin ella, no lo hubiera conseguido. MUCHAS GRACIAS MARÍA DEL MAR. Este reto va dedicado a ti, a todo lo que hemos pasado y sufrido juntos en estos meses.

10858415_664140940369917_2381737877995850850_n

Sobre el autor

Por manu / Editor, bbp_participant on Dic 09, 2014

Sin comentarios

Dejar comentario